SER MAS QUE PARECER

HISTORIA DE LA ACADEMIA DE GUERRA DE LA FUERZA TERRESTRE

Cuando el 13 de Abril de 1923, el Presidente Constitucional de la República Dr. José Luis Tamayo creó la Academia de Guerra del Ejercito, lo hizo convencido de que "sus miembros, instruidos, leales y valerosos, sean una garantía de eficiencia en la paz y de victoria en guerra".

En ese entonces, se determinó como una las finalidades que: "al organizar este alto Instituto, con un profesorado excelente, los Oficiales de Estado Mayor se formen y se preparen en el sendero de la luz y de la ciencia, a través de los caminos del estudio y del trabajo".

Hemos querido citar esas históricas frases afirmar hoy que la Academia de Guerra ha ¿permanecido leal a esos principios y aspiraciones, através del tiempo, representando la sintesis de los valores eternos a los cuales estamos profundamente arraigados y que hermanan en unmismo fundamento incomovible al soldado y al civil, para luchar mancomunadamente por a Patria y su grandeza.

La ciencia militar no es estacionaria, quizá como ninguna otra, cambia de día en día. Lo que hoy nos parece admirable y completo, mañana es obsoleto anacrónico. Por lo mismo, e1 Oficial destinado a conformar un estado mayor o comandar una unidad milita,está obligadoa capacitarse integralmente en constante esfuerzo y con inquebrantable decisión.

El desarrollo de las técnicas modernas, así como un incrementado deseo de permanente superación, nos obliga a ser mejores en todos loscampos, no sólo en el específico castrense sino en las demás disciplinas y actividades del vivir nacional, puesta nuestra mirada en el logroy mantenimiento de los Objetivos Nacionales.

En la actualidad, las actividades de la Academia de Guerra se armonizan con las nuevas condiciones y circunstancias de los tiempos modernos, orientando nuestro esfuerzo en las áreas de la ciencia y la tecnología y cumpliendo así un papel trascendental en la vida de la Institución y del País.,

Analizar y discutir la problemática nacional en los campos político, económico, sicosocial y militar a fin de procurar, dentro de la vigencia del Derecho, el mayor grado de seguridad y desarrollo del País, es la meta y el objetivo de nuestro Instituto.,,

En esta revista queremos ofrecer a nuestros compatriotas el pensamiento militar y académico, así como la acción y el trabajo de la Academia de Guerra de nuestro Ejército, como una voz de unión y fraterna comprensión entre militares y civiles como un aporte de nuestra actividad cuotidiana al progreso y mejoramiento de nuestras Fuerzas Armadas y de todo el País.

Brillante por todo concepto ha sido la trayectoria de la" Academia de Guerra del Ejército en sus setenta y ocho años dos meses de vida, desde su fundación hasta la fecha. 

Por ser un hecho histórico de trascendencia, transcribimos textualmente el Decreto Ejecutivo del Presidente Constitucional de la República Dr. José Luis Tamayo, dictado el 13 de Abril de 1923, creando este Instituto de alto nivel de nuestra Fuerza Terrestre: